Nuestro primer trabajo.

Después de un largo curso, para aprender las técnicas de trabajar con Decopierre® y de dar forma a las piedras, etcétera. ya estábamos preparados para nuestra primera obra.

Si, tan preparados como cuando te sacas el carnet de conducir, tienes miedo hasta de los semáforos.

Era un interior, toda una vivienda, no sólo una pared, no, salón, pasillos, recibidor y escaleras.

Un gran trabajo, donde pudimos demostrar nuestra valía, a los jurados Decopierre®, no todo el que quiere, puede ser miembro, son necesarias unas cualidades. Actitudes y aptitudes.

Imagen

Ya había olvidado el miedo que se siente la primera vez, cuando están los ojos mirando para comprobar que lo haces correctamente.

Pero nadie nace sabiendo.

Anuncios

Mi primer contacto con Decopierre

Mi nombre es Luis.

Creí haberlo visto todo en la construcción. Pero en mayo de 2006 fue la primera vez que vi Decopierre®, sinceramente me impactó ver como se podía dar forma de manera tan caprichosa a un mortero de cal.
Por entonces yo trabajaba de encargado en la Rioja, mi primer contacto con Decopierre® fue como espectador para dar una opinión sobre el producto.
Dos meses más tarde estaba metido de lleno en el mundo de la decoración con piedra reconstruída.
La mayor virtud es la posibilidad de crear al gusto del cliente, o a tu gusto, dejar volar la imaginación y plasmar en el muro lo que desees. Imagen